Los baleros, como cada pieza de un tractocamión, son importantes para cumplir la función general de llevarte a tu destino de manera segura para ti y tu carga. En El Millón Tracto Partes Muelles y Mofles te contaremos de puntos a considerar para que no sufras con los neumáticos del vehículo ya que los baleros cumplen una importante función de trasladarte a través de la carretera.


Los baleros de las ruedas soportan gran parte del peso del tractocamión, deben tener una alineación radial precisa y exacta con el eje y estar perfectamente limpios y engrasados. Son piezas que requieren gran atención, y que deben de estar dentro del plan de mantenimiento.


-Ruido de baleros: Aparece cuando la protección de los mismos comienza a ceder por la presión que se les ejerce. La protección se adelgaza, dejando un espacio amplio entre los metales, dejando la posibilidad de que se tambaleen, causando ruido de golpeteo por el choque entre metales.


-Cambiar un balero dañado o desgastado: Cuando el balero se desgasta, mostrando ruido o ya no cumple su función correctamente, es momento de cambiarlo, se debe revisar con antelación la pieza para su posterior instalación. Los baleros pueden estrellarse como cristal, dejando esquirlas metálicas que puedan dañar la nueva pieza que instales.


-Engrasar los baleros: Dependiendo de la marca de tus baleros, deberás de engrasarlos de vez en cuando y de manera correcta. Debes asegurarte que sea una grasa resistente a las altas temperaturas y el agua, ya que la humedad o la tierra y lodo son algunos de los enemigos más comunes de la pieza, capaces causar oxidación y descomposición de los metales del balero, impidiendo su libre movimiento.